+18gongs en la Albufera de València

Nunca antes se había realizado un baño de gong con tantos gongs en España.

El 18oct fue una tarde muy especial para sūryāya . Hicimos realidad la 1ª experiencia sūryāya con un baño de gong nada usual. Logramos reunir 24 gongs que vibraron para 108 participantes en El Tancat de l´Albufera. Nunca antes en España se había realizado un baño de gong con tantos gongs.

Teníamos claro que esta experiencia debía realizarse en un lugar muy especial. Éramos conscientes de que elegir un lugar al que había que desplazarse unos kilómetros, podía frenar a algunos. Pero si queríamos un lugar emblemático, singular y mágico, teníamos que salir de los entornos habituales y también del centro de la ciudad. Y qué mejor lugar que la Albufera, nuestra joya natural que curiosamente, muchos de los valencianos nunca han visitado más allá de pasar por el embarcadero de la carretera del Saler. Resulta curioso que sólo acudamos a la Albufera cuando viene algún pariente de fuera y nosotros sin embargo, no la disfrutemos con mayor cotidianidad.

La tarde de ese viernes fueron llegando los participantes al +18gongs y acomodándose alrededor de los gongs para recibir ese relajante y nutritivo baño de sonido que comenzó a las 18h ante el público tumbado sobre sus esterillas.

Algunos de los participantes prefirieron acabar el baño de gong sentados para contemplar los colores que el sol generaba en el cielo conforme iba escondiéndose. Otros miraban el resplandor sobre el agua de los arrozales. Otros seguían durmiendo en el más completo estado delta y otros en duermevela. Algunos eligieron abrir sus ojos para contemplar maravillados cómo los gong players hacían sonar los gongs. Era un espectáculo maravilloso.

A las 20 horas el mantra Om Hrim Sum Suryaya Namaha marcó el fin del baño de gong. Llegaron los sorbetes diseñados por Eva Arguiñano, y las brochetas de frutas. Y siguieron sonando mantras en nuestra sesión aftergongs mientras los participantes interactuaban unos con otros disfrutando del entorno, de las vistas, de la atmósfera creada por la vibración de los gongs … Todo el equipo sūryāya disfrutaba viendo las caras de felicidad y relajación del público. Algunos decían “me siento como más ligero”, “uff cómo me he relajado”, “qué maravilla…”

Y sūryāya hoy dice: gracias a todos los que elegisteis +18gongs para vivir una experiencia diferente y memorable de bienestar y relajación. Gracias infinitas! Ya estamos trabajando para seguir ofreciendo experiencias tan singulares como esta. Al ritmo del sol.

Ir arriba